Líderes, empresarios y trilingües
Teléfonos: 3629·3966 y 3629·0470 ext. 107 y 108

¿Cómo hablar de sexualidad con mis hijos?

Educamos en el terreno de la sexualidad tanto por acción como por omisión, es decir, aunque en una familia no se emitan mensajes verbales en torno a lo sexual, inevitablemente se están trasmitiendo contenidos en torno al significado que, para esa familia, reviste esta dimensión de la experiencia humana. De ahí que una de las premisas que pudieran compartirse es que en este terreno, como en tantos otros,es valioso que los adultos responsables del cuidado de niños y niñas estén no sólo preparados, sino también dispuestos a abordar estos contenidos. En este sentido debe admitirse que cada familia, desde su propia concepción de mundo y escala de valores, enfatizará o modelará determinada transmisión. No estará de más que, ya imbuidos en esta tarea, padres, madres y educadores, recuerden lo que fue su propia educación sexual en el seno de la familia o en el espacio escolar.

Siempre será un agente protector atender a estas solicitudes de información. Responder con naturalidad implica entender también en forma natural la sexualidad. Pero las inquietudes permanecen y es algo altamente valorado no perder la oportunidad de constituirnos en un referente de información para nuestros hijos e hijas. Hay otras veces en las que, sin enunciar palabras, niños y niñas también se están preguntando.

Que atendamos a estas preguntas implícitas les proporciona seguridad y no los deja en la tarea de enfrentarse solos al misterio que resulta la sexualidad propia y la de los otros. Nuestra contradicción e incomodidad son advertidas por los niños y niñas. Los niños y niñas no esperan de nosotros que seamos una enciclopedia. De acuerdo a la edad que tengan podemos ir entregando información en un lenguaje sencillo y claro.

Ni tecnicismos, ni ocultamiento, sino respuestas, porque ello es prestar atención y legitimar la necesidad de descubrimiento, de conocimiento y comprensión sobre algo que a niños y niñas no les resulta ajeno. Además de responder, se sugiere a los adultos incrementar el vocabulario de los niños y niñas incorporando sinónimos, tanto para funciones biológicas, como para partes del cuerpo. También es importante promover el respeto por el propio cuerpo y el cuerpo de los otros, el territorio personal que nadie tiene derecho a transgredir.

¿Y cómo debemos conducirnos en casa en relación al espacio de intimidad?

Una inquietud que aflora bastante en las familias tiene que ver con la exposición del cuerpo desnudo de los padres/madres. Con frecuencia encontramos a padres y madres preocupados que consultan si es recomendable que los niños y niñas tengan la oportunidad de reconocer el cuerpo desnudo. Para mostrar la naturalidad del cuerpo desnudo, basta con la salida de la ducha a una habitación o el cambio de ropa. Los niños y niñas aprenden además que estas acciones se ejecutan en presencia de personas de confianza que corresponden al núcleo familiar, en un espacio de protección e intimidad.

Intimidad que cada miembro de la familia necesita y los niños y niñas también.

Gaete Hernández, C. (n.d.). ¿Cómo hablar de sexualidad con nuestros hijos e hijas? Retrieved April 17, 2020, from http://www.crececontigo.gob.cl/columna/como-hablar-de-sexualidad-con-nuestros-hijos-e-hijas/

Leave a Reply